La Princesa de la Torre

La Princesa de la Torre estaba cansada de lanzar sus largas y doradas trenzas a los príncipes que se acercaban:

– Uno tiró tan fuerte que casi la deja sin pelo.

– Otro se lió con las trenzas y en que se vió para desenredarlo.

– Otro se dedicó a acariciar los cabellos suavemente y nunca llegó a subir.

Así que, cansada de esperar…

¡SE CORTÓ EL PELO!

Ante esta nueva situación, los príncipes no sabían qué hacer; ¿cómo trepar ahora la alta torre?

No obstante, con el paso de los días, los jóvenes muchachos empezaron a desarrollar su ingenio:

– Uno se puso ventosas en las rodillas y las manos para trepar pero, justo llegando, se le despegaron y cayó al suelo.

– Otro saltó sobre una cama elástica pero… se pasó.

– Otro intentó volar la torre por los aires… !qué miedo!

La princesa esperaba, cansada y aburrida de los absurdos intentos de los príncipes.

Hasta que, un bonito día, llegó un príncipe que le extendió sus brazos y le dijo:

¡SALTA, YO TE COGERÉ!

Así fue como la princesa, con la ayuda del apuesto joven, se liberó de la torre. Y, subidos en un hermoso caballo blanco, recorrieron el ancho mundo.

REFLEXIÓN:

El femenino es receptivo. Ser receptivo no es lo mismo que ser pasivo. De ahí que la princesa tome la decisión de cortarse la trenza y frenar el daño que el masculino le hacía con su fuerza o sus fallidas ideas para llegar hasta ella.

El masculino es la fuerza, la acción. Esta acción, si no se encamina sanamente puede dañar al femenino. Es decir, en el cuento la fuerza del masculino que se observa en el último príncipe esta en la presencia: pisar bien la tierra y sujetar al femenino.

Es una entrega por parte de ambos; el masculino se planta con fuerza y seguridad y el femenino confía y se deja reposar en él. Tanto a nivel de las relaciones humanas como a nivel interno de cada uno de nosotros, el masculino y el femenino pueden cabalgar juntos por el mundo nutriéndose mutuamente.

Anuncios

24 comentarios en “La Princesa de la Torre

  1. María, me encanta… gracias por este cuento que me encuentro aquí esta “extraña” mañana… ganas dan de cortarse el pelo, sí…

  2. Precioso, María, Por fin encuentro un cuento en el que la princesa no espera pasivamente a que la rescaten.

  3. Muy bonito y… esclarecedor. Hablando de un gran (y secreto) anhelo de cualquier mujer.
    Acción, valor, confianza, fuerza.

  4. Maravilloso cuento y maravillosa reflexión: lo masculino y lo femenino “pueden cabalgar juntos… nutriéndose mutuamente”, totalmente de acuerdo. María, gracias por este hermoso regalo que nos haces con tu blog, aquí tienes una nueva seguidora. Besos, amiga.

  5. Es muy bueno por ser corto, concreto, simpático, original y muy sutil. Felicidades!!!! y me alegro por la princesa… con este calor!!! también por el príncipe, al final no era tan difícil…

    1. Hola Catalina, gracias a tí por dedicarle un poco de tu tiempo a leer mi cuento.
      Sobre la cuentoterapia, lo mejor es que me escribas al correo desde el que gestiono la organización de los talleres. El correo es: cuentoterapeutas@hotmail.com
      Indícame también de dónde eres, pues ahora mismo hacemos formación en Murcia y Barcelona pero no cerramos las puertas a otros lugares.
      También puedes visitar nuestra página http://www.cuentoterapia.com o seguirnos en facebook
      Espero que te sea de ayuda esta información, seguimos en contacto.
      Un abrazo

  6. ¡¡¡Enhorabuena Maria!!!
    Me encanta como desarrollas los cuentos y los cuentos en sí mismos. Creo que es lo tuyo.
    Me he ido de vacaciones un fin de semana y me encuentro ¡¡¡con tres cuentos!!!
    Es una idea muy buena este blog y una gran inspiración para mi.
    Gracias por compartir.
    Carmen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s