Los Pájaros del Alma

Cuenta una leyenda que existe un pájaro por cada alma humana. Hay personas que no ven al suyo en toda su vida, quizá porque no miran al cielo, quizá porque no están preparadas, o quizá porque no lo necesitan. Sin embargo, hay personas que, en un momento de su vida, su pájaro se presenta ante ellas.

 

>>Acababa de entrar en la habitación, la enfermera la acomodó en su cama.

– Tendrás el cuarto para ti sola – le dijo – ha sido una operación complicada y la recuperación ha de ser lo más tranquila posible.

Aún no estaba del todo despierta, el último rumor de la anestesia recorría su cuerpo produciéndole un agradable cosquilleo. Fuera llovía a cántaros.

Con los ojos entornados pudo ver a aquel amable señor de bata blanca que, unas semanas antes, le explicaba los detalles de la operación.

– Todo ha ido bien – le dijo –  Ahora descansa.

Cerró los ojos y durmió con una tranquilidad que hacía meses dejó de sentir.

 

Al cabo de unas horas un ruido sordo la despertó. Abrió perezosa los ojos. Él estaba sentado a su lado, en aquel incómodo sillón, echando una cebezada. El grueso libro descansaba sobre su pecho.

– ¡Toc! – otra vez aquel ruido.

Apenas podía distinguir su procedencia, se sentía aún demasiado aturdida. De nuevo lo escuchó.

– ¡Toc!

Esta vez acertó a reconocer un golpe en el cristal de la ventana. Giró su cabeza hacia la derecha y entonces lo vio. Un diminuto pájaro, de un negro brillante cuyo pecho lucía blanco como si de una elegante camisa se tratase. El animalito se golpeaba, tozudo, contra la ventana. Una y otra vez revoloteaba para volver a encontrarse con el crital.

Le pareció curioso. Pobrecito, pensó, no se dará cuenta de que no puede traspasar la cristalera  . Y volvió a quedarse dormida.

 

Cuando despertó ya era otro día. Había salido el sol.

– ¡Mira, ya está aquí otra vez! – exclamó su madre señalando la ventana con la cabeza – El animalito lleva toda la mañana chocando contra el cristal. ¡Pobrecito!

Ella miró hacia la ventana y comprobó como, insistente, aquel diminuto ser, continuaba golpeándose del mismo modo que hacía apenas unas horas.

 

Fueron cinco días los que estuvo en aquella habitación, cinco días en los que aquel pajarito llamaba su atención hacia el exterior cada mañana. El viernes despertó y lo primero que hizo fue mirar a la ventana. Su diminuto amigo ya no estaba. Igual se ha dañado de tanto golpe, pensó.

Apenas unos minutos después el doctor vino como cada mañana.

– Recoge tus cosas que te vas a casa – le dijo con aquella cálida sonrisa.

– Pero, ¿cómo? – replicó ella asombrada – ¿Tan pronto? ¿Está usted seguro? ¿No sería mejor que me quedase aquí algún día más?

– Querida, en tu sofá, con tu niña correteando alrededor, estarás mucho mejor.

Los pájaros del alma

 

Un escalofrío le recorrió todo el cuerpo. Confiaba en el criterio del doctor pero le asustaba salir del hospital cuando apenas podía levantarse de la cama. Entonces, con un suspiro, miró hacia la ventana. El sol le cegó por un instante. A medida que podía ver con claridad pudo distinguirlo. Allí estaba, su pajarillo. Sus plumas brillaban más que ningún día. Esta vez no se golpeaba contra el cristal. Apoyado sobre sus finas patitas descansaba en la repisa de la ventana, mirando hacia las montañas. Movió con ligereza la cabeza, de un lado a otro y, tras piar un par de veces, emprendió un lento y suave vuelo. Ella lo observó alejarse, planeando, hasta que su vista lo perdió entre el paisaje.

– ¡En cuanto lleguemos a casa tienes que arreglarme estos pelos! – le reclamó a su hermana.

 

REFLEXIÓN:

La vida está repleta de cuentos, este es uno más de los tantos que voy encontrando por mi camino.

La vida también está repleta de pájaros…obsérvalos, uno puede ser el tuyo.

Anuncios

8 comentarios en “Los Pájaros del Alma

    1. Hola Ewal!
      Cada uno puede llamarlos como considere.
      A mí me gusta creer de verdad que son esas pequeñas cositas de la vida que nos recuerdan que existe algo de magia ahí fuera…señales, sincronías o, simplemente, hechos hermosos sin explicación.
      Un abrazote!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s