¿Qué nos dicen los cuentos sobre… EL LOBO?

Los cuentos nos dicen que en la vida te encontrarás, tarde o temprano, con el lobo.

Nos dicen que cuando vayas por tu camino tengas cuidado con él pues, una cosa está clara, el lobo siempre querrá comerte. No te confíes si en algún momento es amable, sólo sera una táctica para embaucarte. Los cuentos nos dicen que el lobo tiene hambre de nosotros y que, por más que lo intente, no podrá ocultar durante mucho tiempo sus garras, sus dientes y su apetito feroz.

Los cuentos nos dicen que cuando el lobo aparezca te pongas en guardia pues su intención última es engullirte. No le importa que seas alto o bajo, joven o viejo, listo o tonto, guapo o feo, buena o mala persona… Él sólo quiere saciar su hambre y tú serás su objetivo.

Los cuentos nos dicen que cuando te encuentres con el lobo agudices tu ingenio para crear una estrategia que te permita salir vivo. Nos dicen que si no estas aún maduro para enfrentarte a él te sentirás tan diminutoncomo el cabritillo que cabía en la caja del reloj. Ante el lobo todos nos sentimos pequeños e indefensos; es grande, peludo, con grandes garras, ojos intensos y dientes afilados. No es fácil salir de ahí ileso, pues sabe muy bien cómo anularnos.

Aun así, los cuentos también nos dicen que sí se puede, nos dicen que nos construyamos una casa tan sólida que él no pueda invadir ni derribar. Que pongamos esmero en nuestros cimientos que nadie nos pueda tambalear con malas tretas. Nos dicen que pidamos ayuda a nuestros hermanos, compañeros o figuras de autoridad. Nos dicen que también es valiente el que pide ayuda, el que reconoce que hay lobos ante los cuáles uno no esta preparado para plantarle cara aún.

Los cuentos nos dicen que los lobos existen,  que la vida no es de color de rosa y que a veces sentirás que unos ojos salvajes te observan, a veces sentirás que unas puntiagudas orejas te espían, a veces sentirás que unas garras te aprisionan, a veces sentirás que eres el objetivo para saciar un hambre feroz.

Los cuentos nos dicen, siempre, que todo saldrá bien. Nos dicen que vencerás al lobo. Nos dicen que no hay que apiadarse de él, que tiene que recibir un castigo por el daño causado porque el lobo es malo y lo será siempre.

Los cuentos nos dicen que podemos dormir tranquilos por la noche y caminar en paz por el día puesto que quién te acosaba y quería devorarte ya ha pasado a mejor vida o se ha ido tan lejos que nunca más se supo de él…nunca nunca.

Y ahora yo te pregunto: ¿Qué lobo o lobos te persiguen? ¿puedes nombrarlos? ¿dónde viven…fuera o dentro de tí? Y, por último, ¿eres capaz de sacarlos de tu vida, con o sin ayuda?

wpid-wp-1443969545654.jpegAlgunos cuentos con lobos:
Cuentos de tradición oral:
> Los tres cerditos, los siete cabritillos, caperucita roja (busca siempre versiones originales)
Cuentos ilustrados:
> Un lobo así de grande, de Natalie Louis-Lucas y Kristen Aertssen, editorial Océano Travesía
> Monstruo pequeño dice ¡No!, de Áslaug Jónsdóttir, Rakel Helmsdal y Kalle Güettler, editorial Sushi Books (no aparece el lobo pero a nivel simbólico es el mismo arquetipo y ayuda a proyectar las amenazas tales como las del lobo)


Artículos relacionados: 

Cuidando a nuestro niño interior

¿Qué nos dicen los cuentos sobre… EL BOSQUE?

¿Qué nos dicen los cuentos sobre… EL REY y LA REINA?

Anuncios

3 comentarios en “¿Qué nos dicen los cuentos sobre… EL LOBO?

  1. Y…. que significa: identificarse con el gorro que usa el lobo (cuando se come a la abuelita de Caperucita) para ocultarse y comerse a Caperucita???

    1. Hola Belén, en primer lugar pedirte disculpas por no haber contestado en su momento, como ves he tenido un poco abandonado el blog. Ahora vuelvo a retomar. Y bueno en principio las identificaciones con una parte concreta de un cuento siempre son muy personales al igual que si interpretación. Así en general si te puedo decir que la cabeza siempre simboliza la parte mental, las ideas, las normas. En el caso de la cabeza del lobo es la cabeza del instinto salvaje o de esa persona que nos quiere anular. Si pensamos que la función de un gorro es proteger la cabeza podríamos decir que el corto del lobo es eso que protege su mente. Puede ser que sea que nos protege de nuestras ideas más salvajes o de escuchar las ideas de ese acosador. No se si te sirve esta respuesta, como te digo los matices van dados por quién siente esa identificación y es algo muy personal, como cualquier técnica proyectiva. Un abrazo y mil disculpas de nuevo por la tardanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s