Camaleón quiere saber su Color

Camaleón, después de tantos y tantos cambios de color, llegó un momento que no recordaba cuál era su aspecto real.
Continuamente se amoldaba al color del animal o planta que tenía más cerca. Ya no sabía cuál de todos ellos era su auténtico aspecto.

Una buena mañana soleada salió decidido a conocer su verdadero color.

 

En primer lugar se encontró con el alegre canario, que cantaba feliz en la rama de un árbol.

– Amigo canario, ¿podrías ayudarme a saber cuál es mi color?

– Claro que si – contestó el canario muy convencido -. Es muy fácil tu pregunta. Eres de un deslumbrante amarillo, tanto que despierta a cualquiera que este adormilado. Igualito que yo.

El canario sonrió satisfecho y comenzó a tararear una alegre melodía.

– Gracias – contestó Camaleón cabizbajo, pues sabía que ese no era su color real.

 

Continuó caminando y, un aroma dulce y fresco le inundó por completo. Estaba junto a su amiga la rosa.

– Hermosa y perfumada amiga, ¿podrías ayudarme a saber cuál es mi color?

– Por supuesto, mi querido Camaleón -respondió la amable rosa-. Eres tan hermoso como yo, coloreado por un apasionado rojo.

– Mmm…gracias – contestó, de nuevo cabizbajo.

 

Un poco más adelante, el veloz conejo blanco le adelantó en su camino. Al advertir la presencia de su amigo, frenó en seco y se acercó a saludarlo.

– Buenos días, Camaleón. ¿Qué te trae por aquí?
– ¡Ay, mi querido amigo! ¿Tu podrías ayudarme a saber cuál es mi color?
– Muy sencilla es tu pregunta – contestó sonriente el conejo-. Tu y yo somos como hermanos, los dos blancos y esponjosos como la nieve.
– Gracias…- dijo Camaleón mientras se alejaba con la mirada fija en el suelo.

 

Caminando cabizbajo iba Camaleón cuando oyó una voz que le decía:
– No estés triste, amigo. Yo re comprendo

Aquella que hablaba era la vieja charca:
– Tu y yo tenemos mucho en común, por eso te entiendo perfectamente. Yo sólo soy el reflejo del que me mira…mi aspecto también depende de quién tengo frente a mí. Pero me consuela saber que en mis profundidades hay auténticas maravillas.
– Si… – contestó el Camaleón-Aunque no estaba muy convencido.

Mientras pensaba en todo aquello junto a la fresquita charca, por fin consiguió relajarse al tiempo que visualizaba todos los colores que conocía. Por un instante, sintió algo extraño y a la vez conocido, no sabía qué le estaba pasando pero algo lo impulsó a mirar su reflejo en el agua.

¡Si, ahí estaba! ¡Era él, ahora se recordaba!

Todos los colores del arco iris, trenzados de las formas más originales y dinámicas, podían ser contemplados en su cuerpo…siempre cambiante.

Y ese era su aspecto, siempre cambiante, pues no olvidemos que era… ¡un camaleón!

 

REFLEXIÓN:

Cada persona con la que interactuamos nos percibe según es, según su filtro, y, además, según nos mostramos.

Nuestro Yo está compuesto de muchos pequeños Yoes, que se combinan de una u otra forma según varían las personas o situaciones de nuestro entorno.

Camaleón es como lo ven sus amigos, es lo que hay en su interior y es cómo él se ve reflejado. Todo eso, es él.

En la medida en que somos capaces de ver esa multiplicidad de actores que se encuentran en nosotros, podemos desidentificarnos de esa idea un Yo rígido, estático y controlador.

Permítete ser en tu totalidad y, sobre todo, igual que Camaleón, haz lo que seas…

Anuncios

8 comentarios en “Camaleón quiere saber su Color

  1. ¡Muy bonico María! Y estoy totalmente deacuerdo contigo. Somos de tantas maneras diferentes, según nos ven y según nos mostramos, claro. Por momentos cambiamos, según con quién estamos, cómo nos sentimos… y todo todo ello somos nosotros, siiiii. El otro día tuve una experiencia que me mostró realmente esto. Me dijeron que era seria, que mis rasgos así lo decían y que no tenía sentido del humor… y primero no me gustó.. pense qué sabe este de como soy yo.. pero inmediatamente me di cuenta de que sí efectivamente yo habia sido así a conciencia con él, lo hice de forma consciente, no quise mostrar la otra Marian, la que ahora mucha gente conoce, pero tengo claro que esa Marian y la otra… ambas forman parte de mí, soy yo con todo, síiiiiiiii. Gracias por tu cuento. Muacccckkkkkkkkk

    1. Hola Marian!! Gracias por tu sincero mensaje y por compartir una experiencia tuya. Lo cierto es que conocer todos nuestros registros nos permite mostrarnos según nos sentimos o necesitamos en cada situación…seria, alegre, triste…
      Un besazo!!

  2. Qué cierto.Ahora me doy cuenta de los Yos que he sido en mi vida.Tan alegre con unas personas y tan triste con otras,tan tierno y tan distante,tan estúpìdo y tan simpático,tan desesperado y tan gana de vivir …tan….

    1. Si…así es la vida. Cientos de personas con cientos de actores…todos reales. Lo positivo es tomar conciencia de nuestros Yoes pues nos llevar a un mayor grado de autoconociemiento.
      Un besico!!

  3. Precioso el cuento y preciosa la reflexión, pero una vez más con los cuentos, no puedo evitar una sensación de frustración al no poder o no saber como poner en práctica aquello de ” permítete ser lo que seas” a veces parece algo muy sencillo, pero en la práctica se vuelve un poco imposible.
    Besos

    1. Hola preciosa. Entiendo lo que dices pues muchas veces una misma es su peor juez. La clave esta en ver que ya eres tu misma, aún cuando no lo te permites, como tu dices. Siempre eres tu, cuando te dejas ser espontánea como cuando tu misma te restringes. Eres tu misma cuando te gustas como cuando no. El camino esta en aprender a amarte a ti misma tanto en esos momentos en que te sientes agusto contigo misma como en los que no, pues todo eso eres tu. Eres valiosa y especial siempre…aún cuando lloras y te gustaría ser otra persona. En esos momentos es en los que más te tienes que amar, como una madre que consuela a su hijo cuando esta triste o rabioso. Si, también eres tu cuando estas frustrada.
      Lo se, no es fácil aprender a amarse a una misma, sobre todo esos días en que no puedes ni mirarte al espejo. Pero lo bueno que tiene el ser humano es que es capaz de aprender. Aprende a quererte en tu oscuridad, cuando más te detestas pues sólo nos enseñan a amarnos en la luz, como premio.
      Andar este camino no es fácil porque pareceras loca…pero siempre podrás encontrar otras locas, si re fijas, a tu alrededor…;)
      Un besazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s