La Gallina Josefina

De todos es sabido que las gallinas son bastante cobardes pero Josefina era distinta. Desde pequeña deseaba salir del corral para vivir aventuras. Miraba a través de la valla,  soñando con picotear entre los limoneros que quedaban allí, lejos, al otro lado del mundo.

Cuando Josefina creció, un día, por fin, consiguió saltar la alambrada. Durante mucho tiempo se había estado preparando para ello, en realidad volar era fácil, sólo tenía que batir sus alas y apretar fuerte los ojos mientras se impulsaba con sus patitas.

Las demás gallinas la miraban con cierta admiración pero nunca quisieron aprender a saltar. ”Con lo a gusto que se esta aquí picoteando tranquilas, “No nos falta comida, el amo siempre nos trae”, “Y estamos a salvo de cualquier peligro”, decían mientras la miraban algo indignadas.

Pero un día, mientras Josefina estaba dando uno de sus paseos por los lejanos árboles, un gato salvaje entró en el corral. Se armó un gran alboroto, todas las gallinas corrían de un lado a otro, revoloteando intentaban saltar la valla pero ninguna sabía cómo. Josefina se dio cuenta de la situación y fue corriendo a avisar al amo, que la siguió hasta el corral echando de allí al hambriento gato. Por suerte, todas estaban bien, a pesar de que el corral quedó lleno de plumas volando por los aires, plumas que dejaron a más de una un poco calva durante varios días.

Desde entonces, todos los días, el gallo de aquel corral, canta bien temprano para que todas las gallinas asistan a clases de vuelvo de la mano de Josefina.

REFLEXIÓN:

Todas las gallinas saben volar, aunque sea muy bajito, pues está en su naturaleza para poder huir de posibles depredadores. Solo que algunas, en la comodidad del corral olvidan sus auténticas cualidades.

Creemos que en la confianza de lo conocido estaremos siempre seguros pero no siempre es así pues a veces confundimos comodidad con seguridad.

Por suerte, en esta vida siempre aparecen personas que no tienen miedo de echar a volar, personas que las consideramos locas mientras, para nuestros adentros, nos suscitan cierta envidia. Personas que siguen adelante con sus sueños aun arriesgando su aparente estabilidad.

Y tú… ¿sabes volar?

Anuncios

10 comentarios en “La Gallina Josefina

  1. Se olvida fácil eso de que sabemos volar y a veces te conformas tanto que luego cuesta…eso sí, cuando le coges el punto ya no quieres parar 😉
    ¡Me encanta el cuento! Gracias 😉

  2. Me gusta.Josefa sigue saliendo del corral,me sigue y le he tenido que contar que ha sido inspiración y protagonista de un cuento.Pues dice cloc,cloc.

  3. Como siempre un cuento genial . Es cierto que a veces estamos tan cómodos que nos da pereza perseguir lo que realmente deseamos, aunque también es, en ocasiones, por miedo a equivocarnos, a sufrir…..Tenemos dos opciones….o bien nos seguimos conformando o nos arriesgamos a ver que pasa, lo mismo hasta nos va mejor 🙂 Un beso María

    1. Tienes razón Noelia, para volar hay que echarle valor pues a veces nos puede dar cierto vértigo pero, como se dice en mi tierra, con to y con eso, merece la pena el vuelo. Ir en busca de los sueños es arriesgado pero yo lo llamo VIVIR.
      Gracias!! me alegra que te haya gustado.
      Un besazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s